domingo, 11 de diciembre de 2011

Enterramientos en la Playa de Levante






Playa de Torre Carbonera. Madrugada del 11 de diciembre de 1855- Probablemente un fuerte temporal hizo zozobrar al bergantín español "Bravo". Su nombró no le sirvió para vencer la bravura de esas aguas ni la peligrosidad del lugar, conocido desde antiguo como Punta Mala (en el Plano de arriba Mala Bahía). No en vano, y desde tiempos más recientes, existe un faro en lo que fue Torre de la Carbonera.



El mar arrojó a la orilla los cuerpos sin vida de diecisiete personas de las que viajaban en el barco. Allí, en lo que hoy se conoce como playa de la Carbonera, cerca de donde el arroyo de Vea o de las Aguzaderas señala el límite municicipal entre La Línea y San Roque, y en sitio no determinado con exactitud, recibieron sepultura en la arena los cadáveres -"en un estado lastimoso"- de los infortunados viajeros. Uno de ellos Pedro Playa, fue llevado al cementerio católico de Gibraltar por deseo de su familia. En el registro correspondiente (folio 172, libro VII, Iglesia-Catedral Gibraltar) consta que había nacido en Palamós (Cataluña), hacía 35 años. Casado con Gracia Ponjuán, era hijo de Sebastián Playa y de Vírgita Mauri. ¿Pariente del capitán del buque? Lo que sí nos aclara dicho documento es que la fecha del fallecimiento (se entiende de la aparición de los restos mortales) es la del día 16 -cinco después del naufragio—.



La travesía -en este caso, de Barcelona a la Habana- sería la ultima para estos desdichados, que  vieron así truncada su aventura americana:



Juan Fauler
Plácido Burril
Pedro Bugueras
Pedro Jamadas
José Oriol
Mauricio Oliri
María Jestagorda
Félix Monner
Dña. Manuela Mas
Dña. María Cams
Dña. Antonia Costa
Dña. Rita Costa
Dña. Ana Costa
Dña. Antonia Costa
D. Pedro Playa
D. Juan Nogués
D. Fito Montaner
D. Juan Quintana
D. Miguel Suri
D. Martín Comovilla
D. José Pell
D. Damián Garrigas

Las relacionadas en primer lugar carecen de título en el documento correspondiente, lo que hace pensar se trate de aquellos con menor edad, rango social o categoría profesional. Como se ve, abundan los  apellidos catalanes y sorprende que aparezca alguien gibraltareño o de familia gibraltareña. El número pequeño de pasajeros -una vez descontados los tripulantes necesarios para el manejo de unvelero de tales características- hace suponer que no se trataba de una embarcación dedicada al transporte de emigrantes.
Además, el lugar de destino quedaba apartado de los países receptores de emigración por aquellos años. Brasil, Argentina y Estados Unidos, Lo más probable es queesas personas viajaran a Cuba por razones familiares o de intereses económicos.
El 19 de diciembre, el alcalde de San Roque, José Huertas, enviaba oficio al cura de la misma instándole a que extendiera las respetivas partidas de defunción al tiempo que le aclaraba la imposibilidad de obtener otros datos y antecedente con que completar los asientos "por más diligencias que se han practicado".

Con esa misma fecha, Manuel de Villalva Galindo, vicario y cura propio de la Parroquia de Santa María la Coronada transcribía "estas únicas noticias en el libro corriente de Defunciones a los efectos consiguientes y para que conste en todo tiempo". (Libro VIII, folio 56, de Defunciones. Archivo Parroquial. San Roque.)

Consultados los correspondientes números del diario calpense, nos informan que la lluvia caída últimamente era el doble de la usual, perecieron ahogadas cinco personas pertenecientes a un barco francés al encallar en la desembocadura del río Guadiaro, y el buque británico "Georgina" -Capitan Parffit-, que desde Valencia se dirigía en lastre a Liverpool, embarrancó en la playa cerca de La Atunara y sus restos se subastaron en la lonja de Gibraltar.

Gracias a los partes meteorológicos del observatorio de los Ingenieros Militares (R. E.) se sabe que la presión barométrica era baja, la lluvia venía siendo muy intensa en las dltimas fechas y el viento del Este, de fuerza 2, roló a Suroeste hasta alcanzar fuerza 5. Fue amainando en los días sucesivos y para el 14 y 15 soplaba de nuevo del Este_Nordeste con intensidad 3. Ello favorecería el empuje de algunos cuerpos sin vida hasta la playa.




Aporta nuevos datos al suceso la siguiente lectura, a la que se llega una vez redactados los párrafos anteriores:

"Sentimos saber de otro horrible naufragio que tuvo lugar cerca de Torre Carbonera (al Este de la Roca) durante el tiempo tormentoso que prevaleció desde principios de semana. La misma noche que el buque británico "Georgina" fue arrastrado a la playa frente a La Atunara, el bergantín español "Bravo" -capitán Maury- con un cargamento de vino, jabón, papel y varios, y 45 pasajeros, con destino a la Habaña desde Barcelona,  se perdió cerca de la Torre arriba mencionada y, es triste relatarlo,  22 pasajeros —entre los que había 7 mujeres- perecieron. Algunos de los cuerpos se han recogido después en la playa." ("Gibraltar Chronicle and Commercial Intelligencer", viernes, 14 diciembre 1855.)"
"Sabemos que la mayoría de los pasajeros que desgraciadamente perdieron sus vidas en el naufragio del "Bravo", cerca del Río Guadiaro (?), pertenecían a una compañía de actores que estaban contratados por el Teatro de la Habana. Diecisiete de los cuerpos sin vida han sido recogidos y enterrados, cinco están todavía desaparecidos." (Publicación citada,  15 diciembre 1855.)

Es decir, sobrevivieron 23 personas -entre ellas el capitan-, que serían las que informaron sobre los detalles publicados. No perecieron todos los ocupantes de la embarcación, incluido su capitán, como en un principio cabía deducir. El día 13 ya aparecieron algunos cadáveres aunque para el enterrado en Gibraltar se da el 16 como "dies mortis".
Pero hay más:
"Como Cura propio de la Parroquia de la Ciudad de San Roque de la Provincia de Cádiz mandé dar sepultura en el día de la fecha, en el punto de La Línea, al cadáver de un ahogado en la Atunara; nadie ha dado razón de su nombre, apellido ni demás noticias, por ser un hombre desconocido; no se han podido tomar señas de su semblante, por hallarse éste desfigurado por la corrupción. Tenía puestas unas medias azules y un pantalón de elástico; fueron testigos Don José María Mellado, Presbítero Capellán del Punto de La Línea y Antonio Lara, natural de ésta. Y para que conste lo firmo en San Roque a veinte y ocho de Febrero de mil ochocientos cincuenta y seis. Firmado D. Manuel de Villa!va." (Libro IV y V de .Defunciones. Archivo Parroquial, San Roque)
 ¿Se trataría de uno de os desaparecidos dos meses antes?

No han dado resultado hasta ahora las consultas hechas -para ampliar la información- en el Archivo Municipal de San Roque, Comandancias de Marina de Algeciras y Barcelona, Capitanías Marítimas de Algeciras y Barcelona, Registro Central de Buques en Madrid y Bibliotecas del Museo Naval,   Central de Marina y Bazán.





                                                         
                                                                                    Juan Manuel Ballesta Gómez







          Luis Javier Traverso
                                                                  http://lalineaenblancoynegro.com





No hay comentarios:

Publicar un comentario