Todos los Blogs de La Línean en Blanco y Negro

lunes, 14 de febrero de 2011

Miguel Campos Castro "Miguelito Campos"


Miguel Campos Castro, popularmente conocido entonces como «Miguelito Campos», marcó una época en el toreo linense de la década de los cincuenta. Fue un ídolo de multitudes, que congregó en el coso taurino linenses a miles de aficionados para presenciar su torero exquisito, pletórico de arte y no exento de valor que protagonizaba el diestro linense. Eran otros tiempo, en los que se decía que La Línea era el mejor pueblo del mundo, y la plaza de toros se solia llenar en los diferentes espectáculo que acogía a lo largo del año.




Miguel Campos nace en La Linea en el año 33, y desde muy joven siente la afición por el mundo de los toros. A los doce años, después de ayudar a su padre que vendía frutas y verduras en Gibraltar , dejaba el carro en la puerta de la Chiclanera y se marchaba al matadero para  tirarse al patio del antiguo matadero, próximo al Espigón de San Felipe, ya derruido, junto a otros jóvenes de la época, y comienza a dar los primeros pases a aquellos toros que aguardan el momento de recibir el certero puntillazo del matarife, antes de pasar al desolladero. El  mismo se hizo una muleta de saco viejo, que tiñó de rojo.






Juan Serrano lo lleva a la primera capea, y recuerda que lo acompañaba Manolo Corbacho. También guarda un grato recuerdo de Cristóbal Becerra que lo invita a ir a la finca de Fernando Vázquez, en la zona de La Almoraima, donde participa en otra capea. «Incluso quiso apoderarme, pero no quise y creo que me equivoqué». 

Miguel Campos en sus comienzos


Miguelito Campos se viste por primera vez de luces en La Línea. Fue en el año 49, alternando con El Chiclanero y Vicente Sharia (El Inglés).




Luego sigue un largo ciclo de actuaciones por plazas no sólo de Andalucía sino del norte de Africa, donde en aquella época había una gran afición. Actuó en Tánger, Casablanca, Ceuta, Melilla y Tetuán, y en nuestro entorno en Algeciras, con Victoriano Valencia, y San Roque, con Miguelín, entre otras.








Voy a dar algunas reseñas de varias corridas de las que toreó Miguel:

El 30 de abril de 1950 debuta con picadores alternando en el cartel con Miguel Baez «Litri» y Julio Aparicio, y Toros Mª Sánchez de Terrones consiguiendo un gran triunfo, cortando las dos orejas al primero de su lote, y dando la vuelta al ruedo en su segundo. Salió a hombros por la puerta grande. «Brindo los toros a Cámara y Alvaro  Domecq».


La Línea, domingo 30 de abril de 1950. Novillada de Mª. Sánchez de Terrones
 

 
La Línea, domingo 30 de abril de 1950. Novillada de Mª. Sánchez de Terrones

El 04 de julio de 1950 Toreo también en La Línea con Toros Belmonte y comparte cartel con Guillen y Charles. Miguel realiza una gran faena  en su primero entre ovaciones y ole, dando la vuelta al ruedo. En el que cierra la plaza es ovacionado con el capote. La faena de muleta la realiza entre ovaciones y música, no tiendo suerte en el estoque. Saludó desde el tercio.

Novillada del día 4 de mayo de 1950. Foto Miguel,  Charles, Guillén , en el centro Beaty, fijaros  en el abanico del salón Zapico


Después de fuera de La Línea vuelve el 14 de julio de 1952 y comparte cartel con Sánchez Saco y Miguel Montenegro, Miguel Lanceó a su primero con gran estilo. En su segundo  tuvo un gran éxito. Cortó cuatro orejas y Salió a hombros de la Plaza  "Bahía del Sol" de La Línea de la Concepción.




El 17 de agosto de 1952 volvió a torear en La Línea junto a Julio Pérez "Vito" y Manolo Zerpa,  con novillos de Julio Laffite, de Sevilla. Miguel en su primer toro cortó dos orejas y dió la vuelta al ruedo. En su segundo, dos orejas, rabo y vuelta al ruedo, seguidamente fue sacado a hombros.


21 de septiembre de 1952 con  Novillos de Gallardo, de Los Barrios. Compartió  cartel con Manolo Zerpa y Antonio Vázquez. Miguel, fue ovacionado, con petición de oreja y vuelto, en su primero. En su segundo, las dos orejas, saliendo en hombros.


En 1953 el 7 de junio comparte cartel con Antonio Vázquez y Jose Ordóñez con novillos  de Hidalgo Hermanos de Sevilla. Miguel, fué ovacionado en su primero. En su segundo dió la vuelta al ruedo.

Miguel con Antonio Vázquez y José Ordóñez.
 
 
Miguel con Antonio Vázquez y José Ordóñez

 En 1954 el 25 de julio torea una novillada en La Línea. Comparte con Rafael Mariscal y Manolo Segura. Miguel, fue ovacionado en uno y dio la vuelta en el otro

El 4 de octubre de1954 hace el paseillo en las Ventas de Madrid en una novillada con tres novillos de la ganadería de Pizarral de Casa Tejada (Cáceres) y los otros 3 novillos eran de Prieto de Cal, estos dos lotes se lo repartieron Aparicio, Miguel Campos y  Miguel Iglesias "El Charro".Miguel Campo se lució mucho con el de Pizarral y dió la vuelta al ruedo entre ovaciones, pero con el de Prieto, no pudo hacer lo mismo, sufriendo un puntazo en la pierna, a pesar de lo cual siguió valiente en la arena hasta que acabó con su enemigo de dos medias estocadas. Miguel dió la vuelta al ruedo, oyó peticiones de oreja y terminó en la enfermería.









.
17 de julio 1955 .Novillada en La Línea con Ganado de Pareja Obregón. Comparte con Curro Girón y “Tono”.  Miguel, vuelta en uno y dos orejas y rabo en el otro.


27 de mayo 1956. Novillada en la Línea con  Toros de José Quesada. Compartió con Miguelín y Carlos Gómez “El Tano”. Miguel, vuelta al ruedo en su primero. En el otro, una oreja.


21 de abril 1957. Novillos de Conde de la Maza. Comparte con Ruperto de los Reyes y “El Tano”. Rejoneó “Landete”. Miguel, dos orejas y vuelta, en su primero y vuelta en su segundo. Salió a hombros.

21 de julio 1957. Unos novillos de doña Ana Peñas y seis de Abaserrada. Compartió con “Miguelín “y “Trincheira”. Rejoneó Peralta. Miguel, ovación y vuelta en su primero. En su segundo es ovacionado otra vez, dando la vuelta al ruedo...


 Estas breves reseñas son casi todas relacionadas con el coso linense. Miguel Toreo por toda España, norte de Africa y Azores.

Miguelin, Antonio Cobos y Miguel Campos



Y llegó el día esperado por Miguel el de su Alternativa.

Miguel Campos toma la alternativa en la plaza de toros de La Línea diez años después de haber comenzado su carrera taurina, el 29 de marzo de 1959






Miles de aficionados linenses  llegan los tendidos de la plaza de toros para ser testigos presenciales del singular acontecimiento. La Línea se vuelca con su torero.


"Se lidian 6 toros de Nina y Enriqueta Moreno de la Cova y un novillo de rejones del marqués de Jodar. En el de rejones, Rafael Peralta se lució como caballista, dando muestras de seguridad y maestría. Tres rejones de castigo y cuatro pares de banderillas a una y dos manos. Llegando de frente al toro colocó tres rejones de muerte que bastaron. Gran ovación y vuelta con las dos orejas de su enemigo en la mano.

Los toros de la lidia ordinaria, a excepción del primero, fueron mansos y con peligro.

Miguel Campos, que tomó la alternativa de manos de Trincheira, mató tres toros: los dos suyos y el cuarto, por cogida de su padrino. Miguel Campos alcanzó un gran triunfo ante sus paisanos al cortar cinco orejas y un rabo. Su labor fué meritoria en todo momento y como se mostró muy valiente y con ganas de agradar se le premió con constantes ovaciones. A su primero, que lanceó muy bien, le hizo una variada faena con pases de todas las marcas para pinchazo, estocada y descabello. Se le concedió una oreja.


Paseillo del  día de su alternativa el 29 de marzo 1959

Al que mató por Trincheira, un toro que se defendía y mansurroneaba, lo toreó con conocimiento para matarlo de una gran estocada. Se le concedieron las dos orejas del bicho, que paseó entre ovaciones por el ruedo. Su segundo toro, sexto de la corrida, fué devuelto al corral por ilidiable, saliendo en su lugar un toro, lo que se dice un toro, de don Ramón Vázquez de Troya, de San Roque. Este ejemplar fué modelo de toro bravo y noble; peleó con codicia con los caballos y embistió con docilidad y claridad cuantas veces le pusieron el trapo por delante. Lo que se dice un toro de carril que mereció los honores de la vuelta al ruedo. Con ese "bombón" ni que decir tiene que el triunfo de Campos fué resonante. Lo toreó con alegría y garbo empleando en su faena la mano izquierda en unos naturales muy buenos y la derecha en unos pases en redondo y muletazos de espalda. Mató de una estocada y le concedieron las dos orejas y el rabo. Miguel Campos salió al final en hombros.





José Trincheira no llegó a matar ningún toro, pues tuvo la desgracia de que su primer toro le cogiera cuando le hacía una gran faena de muleta. No obstante, dejó patente su gran clase y su valentía. Con la franela se estiró en unos derechazos y dio buenos ayudados por alto y manoletinas, siendo cogido precisamente al dar una de éstas. Remató a su toro Diego Puerta de pinchazo, media y descabello.

Diego Puerta ha tenido mala suerte, pues le tocó el peor lote del encierro. Los dos fueron mansos y peligrosos y llegaron a la muleta defendiéndose. En ellos Diego Puerta dio muestras de su clase con destellos de torero bueno. Al primero le hizo una faena valiente, con derechazos y redondos muy buenos por su quietud y aguante. Mató de estocada y se le premió con gran ovación. A su segundo, un manso que huía de su sombra y no quiso caballos, Puerta lo toreó con sentido, acabando con el marrajo de media en su sitio. Fué ovacionado y obligado a salir a los medios a saludar.

El parte facultativo dice que Trincheira sufre una herida en el muslo derecho al nivel del vértice inferior del triángulo de escarpa con aponeurosis y perforación de las fibras de los abductores. Pronóstico muy grave. Fué intervenido en la misma plaza por el doctor Carrascosa.







Miguel Campos, Rafael Padilla y Miguel Montenegro

Ya de matador de toros emprende una prometedora carrera taurina, que entre otros sitios le lleva a actuar en Madrid, nada menos que cuatro tardes, además de en las plaza del sur de Francia, Barcelona, Palma de Mallorca, Portugal, Islas Azores, Sevilla, VitoriaAlgeciras, San Roque y La Línea, entre otras muchas. También participa en no pocos festivales benéficos, entre los que recuerda uno a beneficio de los huérfanos de la Guerra, donde alternó con Miguelín y Rafael Ortega. Siempre estuvo dispuesto a torear en los festivales benéficos a los que se le invitaba.




Rafael Ortega y Miguel Campos



Miguel Campos saluda a la princesa alauita, hermana de Hassan II, durante el festejo celebrado por la catastrofe de Agadir. alternó con Manolo Vázquez  y Mondeño


Gavira, Mondeño y Miguel Campos

Miguel Campo y Manolo Escudero.







 Miguel Contrajo matrimonio en la parroquia madrileña de San Sebastián con Josefina Garcia Bueno. Fué un acto de gran rango social en las filas de la tauromaquia. Actuaron de padrinos doña Magdalena Soria y don Santiago Rodríguez. Como testigos firmaron el compositor José Muñóz Molleda y el conocido apoderado Cristóbal Becerra. Los otros testigos fueron don  Rafael Santiago y don Bernardo  del Valle.










Miguel Campos con Múñoz Molleda









Y aunque ya ha pasado a forma en las filas de los casados continúa haciendo el paseillo por las plazas de España



Y su Mujer lo acompaña en algunas corridas con esa mirada de temor, por lo que pueda pasar.















Antonio Bienvenida y Miguel Campo





Miguel Campos, Terrone y Andres Vázquez

Miguel Campo y Cruz Herrera


Tras una larga trayectoria como matador de toros, decide vestirse «de plata», y como subalterno forma parte de las cuadrillas de Carlos Corbacho, Aurelio Núñez, Julio Robles, Morenito de Marakay con el que estuvo nueve años y Rafael Ortega, entre otros, hasta que decide retirarse a los 55 años de edad, -aunque podía haber seguido-.

En la actualidad vive, entre Madrid y La Línea de la Concepción e intenta estar el más tiempo posible en su Pueblo. Miguel sigue muy de cerca el mundo del toro sobre todo de nuestro entorno. También se sigue quitanto el gunsanillo en el campo toreando cuando la ocasión se lo presenta con otros toreros retirados.


como dice el refrán "El que tuvo retuvo"

                                                                                   












Get the flash player here: http://www.adobe.com/flashplayer





                                                                            Luis Javier Traverso


                                          


Gracias a la colaboración de: 

Miguel Campos, Enrique Alejandro Carreño, Enrique Cerezo y al grupo de Facebook de La Línea en Blanco y Negro  http://www.facebook.com/group.php?gid=113791495315812


1 comentario:

  1. Conozco a este torero, mejor dicho, a esta persona. Tuve la ocasión hace unas semanas de encontrarmelo casualmente en una oficina bancaria junto a su simpatica esposa. El me recordará, yo iba de uniforme. Me parecio formal, noble, sencillo, honesto, un gran tipo. Me gustaria que el proximo encuentro fuera mas largo para escuchar sus historias de matador. En cualquier, de no volver a coincidir, les deseo a ambos mucha suerte en la vida, y agradecerles su breve pero sincera amistad.

    ResponderEliminar