miércoles, 4 de febrero de 2015

Conversaciones con mi abuela Micaela (V) por Antonio Castaño





Conversaciones con mi abuela Micaela
( La casera del Patio Limpio de La Linea )

Creo que hoy escuchabas la conversación que Maria y yo manteníamos mientras desayunábamos. Me había levantado a las ocho y había preparado el desayuno. Desde que me jubilé lo hago todas las mañanas. Y después despierto a María. Bastantes años le tocó hacerlo a ella. En la calle un silencio sepulcral. Ningún niño que alegrase la plazoleta. El perrillo, que todos los días nos da la “tabarra” con sus ladridos de “milindriqui”, guardaba silencio. La pareja de mirlos que juega a amoríos todas las mañanas no había llegado todavía. Ya digo...no se escuchaba ningún ruido. Y eso que tenia puestos los audífonos...

¿ Te acuerdas, abuela, que allá en el patio en cuanto despuntaba el día se oían las risas de los chavales ? Ahora los peques están más en sus casas. Seguramente porque el motivo de sus juegos también están allí. De eso hablábamos Maria y yo. Hace unos años, sólo unos años, las mañanas festivas eran un “bullir” de niñ@s nada más despuntar el día. Claro que no había televisiones, ni ordenadores, ni telefonillos, ni “pleyesteichon”, ni tabletas, ni... !Joder cuantas cosas, tienen hoy para quedarse en casa ! Además de que las calles, las plazas, los lugares de juego se los ha comido el urbanismo, la modernidad, los coches, y han dejado muertos los espacios de juego que antes disfrutaban/ disfrutábamos los niñ@s. Si, de eso hablábamos mientras acabábamos el desayuno. Y no te hemos oído rechistar, abuela. ¿ Verdad que es bonito oír por las mañanas las risas de los peques ? Sus juegos. Sus riñas. Sus enfados. Sus gritos. Pues si, viejita, de eso hablábamos. Y así ha transcurrido la mañana.

Siguen sin llegar los mirlos. Tengo la impresión de que los gorriones están recuperando sus espacios.
! Hasta mañana, abuela ! Te quiero.

Conversaciones con mi abuela Micaela (IV) por Antonio Castaño



Conversaciones con mi abuela Micaela
( Son 143...¿ Cumplidos o por cumplir ?


! Hola viejita, buenos días ! Encuentro una fotografía de tu patio de vecinos y enseguida los recuerdos vienen a mi mente. Llegan confusos, mezclándose situaciones, personas, cosas, hechos acaecidos ...Si, abuela, un “ batiburrillo” de acontecimientos que me gustaría relatarte para que te sirva de “ parloteo” ahí con la familia . Se que eso te encanta. Verás...

¿ Te acuerdas de “ISIO” ? El abuelete que vivía frente a tu casa y que tenia puerta a la calle directamente. Era un hombre misterioso para mi. Pues verás he recordado que le regaló a mi viejita una mesa muy pesada y grande que nos sirvió para comer en ella. Tenia un cajón y no había forma de abrirlo. Teníamos la llave y fui a preguntarle. Me dijo que no debía rendirme, que el cajón se abría con aquella llave y que yo debería ser capaz de hacerlo. ! Joder ! ( perdón abuela ) Ya te digo que era misterioso. Pero conseguí abrirlo después de muchos días de intentarlo. Había que meter la llave en su postura normal y nada más entrar cambiarla de posición e introducirla un poco más. Me dijo cuando le comuniqué su apertura que aquello debía seguir siendo un misterio.
¿ Y de Ana, te acuerdas ? La abuelita que vivió junto a la casa de mi abuela Concha en la que yo dormía durante un tiempo. ! Cuantos relatos de la guerra ! Asesinaron a su marido por ser militar republicano y a ella, preñada y muy próxima a parir la metieron en la cárcel. ! Qué buena persona era ! Vivió guardando una pequeña maletita en la que escondía algunos billetes que nunca le sirvieron. Me lo contaba ¿ Sabes ? Seguro que no te olvidas de ninguno de tus vecinos. Mira hoy te muestro la foto que he encontrado, hecha en el patio y con mi hija mayor. Seguro que una de las visitas que hacia a mi vieja, tu hija, desde Marbella.

Seguiré relatándote mis recuerdos. Me sirven para volver a mi niñez. Te quiero. Besos para todos. Y di a la mariposa de mis sueños que no se retrase, que la espero en el mismo sueño de siempre.

Conversaciones con mi abuela Micaela (III) por Antonio Castaño



Conversaciones con mi abuela Micaela 
( 143 años nos observan desde un mirador de privilegio)

…...”! Buenos días, hijo ! ¿ Qué tienes hoy de mi pueblo ? ¿ Te apetece hablarme de él ? ¿ Tienes algo nuevo que mostrarme ? ¿ O acaso prefieres conversar sobre otras cosas ? “

Hoy, abuela, me he levantado algo nostálgico porque me he encontrado con esta fotografía y entonces te hablaré de tu pueblo de acogida y mio de nacimiento : nuestra querida Linea. Ya ves, amigos de la niñez y mi primo rubio. Tu nieto adorado. El que vivía contigo en la casa del patio. Mi ídolo en el fútbol al que yo iba a ver en aquel “ estadio “ que había cerca de casa ¿ Se llamaba Viales ?. El del centro de la foto, que marchó con su madre a Gibraltar cuando los franquistas cerraron la frontera. ¿ Sabes, abuela ? Ya está viejito y achacoso. Pronto lo tendrás ahí contigo. Bueno, el mirador tendrás que reformarlo porque somos unos pocos los que hemos sacado billete para ir a veros. Con lo que yo me mareo en los viajes.....


¿ Te acuerdas de ellos ? El de la izquierda, Salva el de Ochoa. El que tiene el brazo por encima de él ( el único que no es del patio) Pepe, el sobrino de Cristobal el del Cirilo. Tu nieto preferido, el yanito, en el centro. El Nono, el de Juanita, la de la tienda de comestibles y “el menda “ con ese gorrito de marinero y mi prenda de vestir preferida, por lo de los muchos bolsillos. Han pasado muchos años pero yo creo que si nos recuerdas. Dos de ellos deben rondar por esos contornos. Uno no se en qué lugar de los dos se encuentra. Y tus dos nietos, ya te digo, con el billete sacado pero con muy pocas ganas de hacer el viaje. Abuela....es que está muy lejos y a mi los viajes me gustan muy poco. Seria mejor te tomaras unas vacaciones y pudieses disfrutar de tu lugar de nacimiento ahora que yo vivo en él. Te llevaría a conocerlo y podríamos darnos un paseito por aquella playa que recorrías cuando niña y en la que solías ver la torre con la mora en la ventana con aquel pañuelo precioso ondeando al viento....


¿ Que te parece viejita ? Bueno no me hagas mucho caso. De una u otra manera sabes que te quiero.

martes, 3 de febrero de 2015

Conversaciones con mi abuela Micaela (II) por Antonio Castaño



Conversaciones con mi abuela Micaela
(Camina hacia los 144 años)

El Traje verde

Estuve intranquilo varios días. Me podía el nerviosismo de no saber para qué me habían citado. Me dijeron “el próximo sábado te esperamos, a tal hora, en las oficinas del club”. En los entrenamientos del segundo equipo le pregunté a Aurelio Rosado para qué sería la llamada y, aunque él lo sabía, no me lo quiso decir. Entré con el corazón en la garganta y…me hicieron jugador del primer equipo. ¡Jo,tío! Ya era jugador de la Real Balompédica Linense. ¡Casi ná!.


Me dieron un “vale” para que me comprase la ropa que quisiese. Querían verme con otra vestimenta. Y creo que el comercio era del presidente. Escogí lo que me gustó y entre la ropa un traje, el primero que iba a estrenar, de color verde. Un verde extraño, que visto desde la distancia del tiempo transcurrido me parece que era horrible. En aquellos momentos me pareció lo más de lo más. Y tengo la seguridad, abuela, de que estarías orgullosa de ver a tu nieto hecho un “piripi” con corbata haciendo juego con aquel traje verde…y llevando con orgullo ser jugador del primer equipo del pueblo.