domingo, 23 de octubre de 2011

Guía de Gibraltar y su Campo



La Guía de Gibraltar y su Campo (Guia del Forastero) es un libro escrito por Lutgardo López Zaragoza, y publicado en su primera edición en 1899. En el habla logicamente de Gibraltar, Algeciras, La Línea de la Concepción, San Roque, Ceuta, Tarifa, Jimena, Lo Barrios, Castellar y Tanger.

Se que este es un libro bastante dificil de conseguir, por lo que he pensado en transcribir en el blog la parte de La Línea de la Concepción, para que todos podamos disfrutar de esta Joya de nuestra Historia. Logicamente este libro junto con otras joyas, Diputación o Mancomunidad debería de volver a editarlos para que todos puedan tener el palcer  de leerlos. 

Lo iré intercalando junto con las publicidades que también estan insertadas en el Libro, pero me limitaré a las de La Línea. Al final podréis encontrar el índice total de la obra  

HAZ CLIC AQUI PARA SEGUIR LEYENDO


Los Colaboradores  de está obra fueron:


GIBRALTAR.— D. Lutgardo López y D. Eduardo Jones, Director y redactor de «El Sino».

ALGECIRAS.— D. Rafael de la Miyar, Profesor de Instrucción Pública y ex-director de «El Ultimo Telegrama».

CEUTA.— D. Josc Guerra Lázaro. Director del «Africa».

SAN ROQUE.— D. Antonio Tubino, Ex-Secretario del Ayuntamiento.

JIMENA.— D. José María Limón, Periodista.

LOS BARRIOS.— D. Guillermo Bermúdez., Ex-Secretario de Ayuntamiento.

TARIFA.— D. Miguel Cantero, Empleado y propietario.

CASTELLAR.— D. Juan Méndez, Secretario de dicho Ayuntamiento.

LA LINEA.— D. Lutgardo López Zaragoza, D. Emilio Moran Lavander, Redactor de «El Sino», y D. Manuel Rodríguez de León.




Esta modesta producción fruto de constantes desvelos, aunque sin ningún valor literario, tiende á llenar un vacio en esta importante región, poco ó mal conocida del resto de España.

La satisfacción que en mi alma produce el encumbramiento de los buenos hijos de la provincia de Cádiz, trajo á mi memoria el nombre para mi muy respetable y querido del Excmo. Sr. Duque de Almodóvar; la laboriosidad infatigable de los Sres. Larios y á la que debe este Campo ocupación para millares de trabajadores y su generosísima protección al pobre, no podían ser olvidados por mí tampoco.

Estas consideraciones me movieron á dedicar á tan ilustres y caritativas personas, la Guia del Campo de Gibraltar, que les ruego  acepten con testimonio fidelísimo de la estimación, gratitud y respeto de su S. S.







La Línea de Gibraltar
hoy
Línea de la Concepción

Su Historia

Durante la suspensión de las hostilidades en el sitio de 1727, mientras se procedía a la conclusión de las negociaciones, de las que resultó la confirmación de la posesión de Gibraltar por Inglaterra por medio del tratado de Sevilla (1729), los españoles bajo el mando del Conde de Montemar, tomando ventaja á las grandes fuerzas que antes habían permanecido inactivas delante de Gibraltar, á fin de aislar la plaza todo lo más posible, erigieron una línea de fortificaciones desde el Mediterráneo hasta la bahía, con un fuerte inexpugnable á cada extremo: en el Oeste el de San Felipe y en el Este el de Santa Bárbara, con parapetos de dieciocho pies de espesor, con las caras de piedras de sillería, habiendo levantado entre ambos fuertes varios fortines, garitas y cuerpos de guardia.

Estos fuertes fueron destruidos en 1810 por el coronel Harding, del Real Cuerpo de Ingenieros ingleses, durante la guerra franco española, en ocasión de haberse aliado con nuestra nación los ingleses, y con motivo de haberse corrido el ejército enemigo hacia este Campo, sitiando, aunque infructuosamente á Tarifa, el ejército español, bajo el mando del general Ballesteros, se vio obligado á refugiarse bajo los cañones de Gibraltar; y lamiéndose que los franceses se apoderasen de esta linea fortificada, accedieron a su demolición. En esta ocasión Ballesteros recibió grandes auxilios, en dinero y en municiones, de Gibraltar. Aún se conservan vestigios de estas fortalezas, aunque algunos han desaparecido totalmente desde la revolución acá; y aún en medio del campo neutral se ven restos de aquellas fortificaciones avanzadas subterráneas destruidas por los sitiadores, como, por ejemplo, la batería del Molino y la del Empedrado; de las que la primera solo distaba del barrio inglés unas mil cien yardas.

Estas fortificaciones tenían un armamento formidable durante el gran sitio de Gibraltar.

El Castillo de San Felipe tenia 26 cañones; el de Santa Bárbara 23; y entre las baterías del Rey, el Príncipe, la Princesa y el Infante 15 cañones, aparte de 80 grandes morteros que había emplazados en la Tunara, al Este y en Punta Mala, al Oeste. Gran parte de las piedras de estas fortificaciones fueron conducidas á Gibraltar y usadas en la construcción de edificios; con ellas se construyeron las casas que hay á la entrada de la calle Ingenieros, por la parte de la plaza de Artilleros, y dos grandes casas que hay en la calle Real, á mano derecha, junto al Correo.

Cercano á estas ruinas se edificaron en un principio algunas viviendas muy modestas, construidas las unas de madera, otras de juncos y cañas, y las menos de piedra y barro: de estas últimas aún se conservan algunas. Este núcleo de viviendas constituyeron el antiguo cantón llamado Línea de Gibraltar y formaba una sola calle, que es la que hoy se conoce por calle Real. Sobre los cimientos del antiguo Cuartel se erigió el que hoy existe, ensanchado en gran parte; después se edificaron el Cuartel de Carabineros, que ya tampoco existe, la Capilla, única Iglesia que hubo hasta que se edificó la actual parroquia, y en cuya Capilla estaba el Cementerio: el lugar de este templo hoy lo ocupa un paseo; los Pabellones de Sres. Jefes y Oficiales datan del año 1863 al 65; toda la piedra usada en la construcción de este edificio fué regalada al Gobierno por el entonces Alcalde Pedáneo D. Lutgardo López Muñoz: sin embargo, en su construcción se invirtieron sumas considerables que no justifican la importancia del edificio, pues á más de no estar sujeto á orden arquitectónico alguno carece de las comodidades más indispensables; consta de tres pisos, con una azotea en el centro, donde el actual Comandante Militar ha colocado un pararrayos.




Segregación de la antigua Aldea «Línea de Gibraltar»
de la Ciudad de San Roque

En el año 1870, los moradores de esta Aldea solicitaron la segregación del término municipal de San Roque, la parte de territorio que correspondía á este Cantón militar, que constaba de 330 vecinos.

Los fundamentos que expusieron en su petición fueron: que la población era doble de la que exigía la Ley como circunstancia precisa para acordar semejante medida; que constaba de 136 casas de manipostería perfectamente edificadas y de 150 huertos; que estos, después de satisfacer las necesidades de la localidad dejaban un sobrante que, conducido á Gibraltar, constituía una especulación de opimos resultados; que tenía barcas pescadoras, canteras, caleras, fábricas de ladrillos y otras industrias que daban ocupación a muchos brazos y que formaban una importante exportación; que existían, además de una plaza, mercado, tiendas é industrias de muchas clases, que les permitían subsistir independientemente de San Roque, de cuya población no obtenían ningún beneficio, sino que absorbía todos los recursos que a aquella se aportaban, teniéndoles completamente abandonados; que á pesar de mediar más de una legua entre ambas localidades, no se les había dotado de médico, ni de matrona, ni de escuela de niñas; que no atendían al empedrado de sus calles, ni á su alumbrado, limpieza y ornato, teniendo que acudir los vecinos por si propios á cubrir estas atenciones.

Otras razones tan pertinentes como las anteriores contenía la razonada exposición que elevaron al Gobierno de ta Regencia.

Algunos de los recurrentes presentaron un Proyecto de Presupuesto municipal para el nuevo distrito.

Al ser consultado eJ Ayuntamiento de San Roque por el Gobierno, manifestó que se oponían á la concesión solicitada, entre otras razones, las siguientes: que estaban agrupados á «La Linea» los caseríos de la Atunara, Espigón, Huertos y Huertas; que la mayoría de los habitantes no debían considerarse como vecinos, porque eran transeúntes; que los vecinos estaban á merced de la Autoridad Militar, facultada para expulsarlos cuando las necesidades lo exigieran; que no contaba con término propio, porque, considerado como un barrio de aquella ciudad, nunca lo había tenido; que el espacio que ocupaba La Línea era muy reducido, y que se hallaba enclavada dentro de la zona militar de mar y tierra; que los propietarios de las huertas y edificios habían adquirido estas posesionos bajo condición expresa do destruirlas y devolver los terrenos cuando el Gobierno lo ordenara: que su prosperidad toda dependía de la Colonia inglesa, por cuyo fuego de cañón se hallaba constantemente amenazada.

Otras mil razones, tan poco prudentes como las anteriores, y algunas denigrantes y ofensivas en alto grado para este honrado vecindario, opusieron los ediles de San Roque para contrarrestar las poderosas razones que impulsaron á los habitantes de La Línea á pedir su segregación; terminando su escrito de cargos con la siguiente manifestación:

«Que defenderían, en todo caso, cualquier resolución que se opusiera á la integridad de su territorio, y que confiaban en que la Diputación provincial fallaría en favor de la ciudad la cuestión suscitada.»




Considerando la Diputación provincial que, por el número de vecinos y otras condiciones, La Linea estaba en actitud de ser segregada, y sobre todo por haber desaparecido, según orden del Poder Ejecutivo de 14 de Julio del mismo año, la prohibición extricta de edificar y reparar los edificios en las poblaciones de La Linea y Campamento, dictada en 24 de Julio de 1802, permitiéndose edificar detrás del Cuartel, de Infantería; y, por último, por existir una moción dirigida á la Junta provincial de Agricultura, Industria y Comercio, por varios propietarios, labradores y vecinos de la Aldea de La Linea, según certificado expedido por la Secretaría de dicha Junta, en cuya moción se exponía que el Ayuntamiento de San Roque tenia desde antiguo señalado á la Alcaldía pedánea de La Línea de Gibraltar como término jurisdiccional el comprendido «desde el Cachón nombrado de Gimena hasta el arroyo de Guadalquitón por la huerta del Rango y formando ángulo á la Pedrera, cuyo territorio comprende aproximadamente media legua de ancho por dos y media de largo».

Considerando justificado que el nuevo distrito podrá sufragiar sus gastos sin gravar excesivamente á los vecinos, y correspondiendo en justicia acceder á la petición solicitada, limitándose á la segregación y quedando la división de bienes, etc., para después que el Gobierno haya aprobado la formación del nuevo Municipio, y fijado el nombre que éste deba llevar, por corresponder su designación al Gobierno, señalábasele por su propio término jurisdiccional la porción de terreno a que se extendía la autoridad del Alcalde de Barrio.

El presupuesto presentado por los exponentes ascendía á 3.595 escudos (8.987´'50 pesetas) cuya cantidad quedaba fácilmente cubierta con los ingresos ó arbitrios que tenia asignados.

El Gobierno no creyó oportuno acceder á la proposición de que esta nueva población tomase el nombre de Linea de la Victoria; y á propuesta de su primer Alcalde y de acuerdo  con los concejales nombrados por el Gobierno se le designó con el de Linea de la Concepción que lleva en la actualidad.

Este suceso, asi como el de la segregación y nombramiento de su primera Corporación Municipal fueron celebrados con grandes festejos, en cuya fecha empezó el desenvolvimiento de esta Villa hasta llegar á su estado actual.

Débese, en primer término, el feliz resultado de las gestiones para la emancipación dé esta Villa á los desvelos, actividad y desprendimiento del más antiguo de sus vecinos don Lutgardo López Muñoz, que fué su primer Alcalde, apoyado por las valiosas influencias del entonces Presidente de la Diputación provincial D. José González de la Vega, quien se dignó acompañar en todas sus gestiones, tanto en Madrid, como en Cádiz, al iniciador de tan loable proyecto.

Es de extrañar que los Municipios subsiguientes no hayan tenido en cuenta los méritos contraídos por tan colosos patricios para dedicarles, en memoria de tan importante acaecimiento, siquiera el más pequeño recuerdo, que revelase el simple reconocimiento al gran beneficio conseguido.

Sin embargo, el Gobierno, más previsor que estas Autoridades, concedió al primero de dichos señores el titulo de Jefe honorario de Administración Civil, y al segundo le agració con una Gran Cruz.

El primer Municipio fue formado por los señores siguientes:

Alcalde.— D. Lutgardo López Muñoz.
Teniente de Alcalde.—D. Andrés Herrera Gutiérrez.
Concejales.— D. Pablo Soler Palazón,
D. Manuel Cabello Reyes,
D. Antonio Bernal Sánchez, 
D. Pedro Guerrero,
D. Manuel Blanca,
D. Francisco Ramírez Gallardo y
D. Pedro Culvino.
Secretario.— D. Carlos Bianchi.
Escribientes.— D. Fernando Guerrero, D. Enrique Carreño y D. Antonio López Zaragoza.



Edificios públicos y monumentos notables


IGLESIA   PARROQUIAL  DE   LA   INMACULADA CONCEPCIÓN

En el año de 1873, el Ilmo. Sr. Obispo D. Fr. Félix Mª, de Arriete y Llanos, visitándo la Parroquia de San Roque, erigió la feligresía de La Linea, dependiente de aquel Curato y servida por Coadjutor, en Parroquia independiente, sin contar con la aprobación del Gobierno de la Nación, porque no existiendo Rey en España no estaba vigente el Real Patronato.

Restaurada la Monarquía en 1875, y siendo obispo de Cádiz el Excmo. Sr. D. Jaime Cátala y Albosa, comenzó á gestionarse la edificación de un templo parroquial y el reconocimiento por el Gobierno de S. M. del Curato erigido por el venerable P. Félix. En visita pastoral del dicho Sr. Catalá á esta población en Junio del año 1879, convocó dicho Sr. Obispo una junta de personas notables, y determinaron que se erigiese el templo parroquial, utilizando las paredes comenzadas bajo los auspicios de su antecesor, y ofreciendo el Sr. Catalá facilitar todos los recursos necesarios sino bastaban los que el pueblo proporcionase, resolviendo que el templo se inaugurase el dia 8 de Diciembre del mismo año, fiesta de la Purísima Concepción, como asi se verifico. El importe de las construcciones que se emprendieron y de los gastos que se hicieron, ascendió a más de nueve mil duros, de los cuales unos tres mil se recogieron de limosnas de los fíeles, de suscripciones en la Diócesis y otros puntos de España, y con donativos hechos por el Sr. Cátala. La fábrica de la Parroquia de San Fernando facilitó en préstamo la cantidad de cinco mil duros en calidad de reintegro. Esta población solo contaba antes con una modesta Capilla en que apenas cabían 80 personas, de propiedad de los militares, y que tuvo que derribarse después de la construcción de la Iglesia Parroquial por hallarse enteramente ruinosa. Al frente de tan importante obra estuvo el Presbítero D. Santiago Fernández Cano, que en Mayo del mismo año 1879 había sido nombrado por el señor Catalá Cura Ecónomo de esta Parroquia, debiéndose á sus muchos esfuerzos y desvelos la conclusión del edificio. Al propio tiempo que se construía la Iglesia, el Sr. Obispo dicho, ordenó la formación del expediente canónico para que el Gobierno aprobase la erección de la Parroquia, y en 22 de Mayo de 1880 se obtuvo la aprobación del expediente, y por consiguiente reconocida por la autoridad civil esta Parroquia con la categoría de Curato de segundo ascenso, como lo había sido antes por la autoridad eclesiástica. El templo se bendijo el 8 de Diciembre de 1879, y desde esta fecha se celebran en él las sagradas ceremonias del culto católico. Sin embargo, aún queda mucho que hacer en el interior del templo; faltan las bóvedas, el coro, el órgano, el retablo del altar mayor y algunos altares; los tejados de la Iglesia se hallan resentidos y en mal estado por su defectuosa construcción y las muchas lluvias que han caido en los pasados inviernos, hasta el punto de no poder celebrarse la Santa Misa en los dias de grandes lluvias por caer el agua en abundancia sobre los altares, por lo cual se hace de imprescindible necesidad renovar por completó los techos.

La sacristía, archivo, dependencias de la Parroquia y habitación del Párroco, se han construido en el año anterior de 1898, siendo Cura Párroco D. José Fernández Ramírez, y arbitrando los recursos necesarios por medio de una positiva ó rifa efectuada durante la velada celebrada en Julio del año de 1897, y debida á la iniciativa de una junta de señoras piadosas de la población.







FABRICA DE CORCHOS (INDUSTRIA CORCHERA)


Este gran establecimiento fabril, el primero, sin disputa, en toda España, inauguróse el año 1888.

El terreno en que se halla enclavado (Espigón de San Felipe) forma un triángulo y ocupa una superficie de 23.504 metros cuadrados.

Sus lindes son: al Sur con la playa en una extensión de 310 metros; al Norte con la calle del Sol, en 345, y al Este y Oeste con viviendas y terrenos pertenecientes á los Sres. Larios y otros propietarios.

Los edificios destinados a la fabricación y demás menesteres del establecimiento ocupan una superficie de 8753 metros cuadrados. Todos estos edificios, construidos expresamente para el objeto indicado, son de una gran solidez y forman varios grupos. 

La parte destinada á la fabricación, situada al Este, se compone de un salón estilo «Shed» (recibiendo la luz por el techo) que mide 1517 metros cuadrados; un edificio de planta baja y alta ocupado el bajo por almacenes y el alto por máquinas, que mide 1105 metros cuadrados; otro también de planta alta y baja ocupado asi mismo con máquinas, que mide 900 metros cuadrados.

Adosado á uno de estos están varios edificios destinados para las calderas de vapor y cocer corcho, máquinas á vapor, dinamos, ventiladores, bombas, molino de serrín, taller de mecánica con todos sus accesorios de fragua, fundición, carpintería, pintura, albañilería, etc.

Por la parte Norte, y adosado á la muralla de la calle del Sol, hay un taller y almacenes de 190 metros de longitud y que mide 1045 metros cuadrados.
Por la parte Sur existen almacenes de una extensión de 128 metros y que miden 1100 metros cuadrados.

El centro es casi todo patio, aunque existen varios edificios, uno de 1832 metros cuadrados de planta baja, otro de planta baja y alta que cubre 80 metros cuadrados, la casa del Administrador de planta alta y baja con jardín y los almacenes de repuesto que ocupan 393 metros cuadrados.

Separado por un muro del resto existen dos patios: al Oeste uno, ocupado por varias viviendas de empleados y por las cuadras, y el otro destinado para deposito de corcho.

El trabajo dentro de la fabricase divide en tres grupos.

1. °   Fabricación de tapones.
2. °   Enfardado de corcho en plancha.
3. °   Fabricación de serrín.

La fabricación de tapones ocupa la mayor parte de los edificios del Este (y se compone de las siguientes operaciones en orden de trabajo.)

1. ° Cochura del corcho en calderas de hierro cerradas y caldeadas A vapor; esta operación tiene por objeto el conseguir fácilmente raspar el corcho, que es la

2. ª operación y se hace en el mismo salón, donde se deja reposar el corcho (ya cosido y raspado) durante un mes en un salón húmedo, lo cual favorece mucho á la fabricación.

3. ª Luego pasa á un departamento donde lo cortan en rebanadas por medio de unas máquinas con cuchillas circulares.

4. ª  De aquí pasan estas rebanadas ya sea a las máquinas de cuadrar que las seccionan en cuadros que varían de tamaño, según el grueso del corcho, o bien pasan dichas rebanadas a unas máquinas especiales con patente de invención (de la casa) que las transforman en cilindros variables de largo y grueso, según el tamaño de aquellas.

5. ª Los cuadros pasan a las máquinas de hacer tapones sistema Nowe, y los cilindros de corcho á unas máquinas que los cortan al largo que deben tener los tapones.

6. ª Luego se pulimentan estos Tapones en bruto por medio de máquinas especiales que dejan la superficie lisa.

7. ª  Después, tanto estos tapones como los de las máquinas de Nowe, pasan á otras máquinas que limpian las estremidades ó cabezas.

8. ª  Luego se lavan los tapones por máquina y se secan al aire libre en buen tiempo, ó en una estufa calentada ad hoc cuando el tiempo es húmedo ó lluvioso.

9. ª  Pasan después á unas máquinas que separan los tapones según los gruesos ó calibres.

10. ª  Tras esta operación se escojen ó clasifican á mano, según la calidad del tapón, y forman seis clases.

11. ª Y por último van al departamento donde se embalan para la exportación: para esto se forman sacas de 16 millares de tapones grandes y hasta de 50 millares de los pequeños, como para boticas, poniéndolos en una saca interior hasta, la cual se forma de papel y después se cubre con otra saca de cañamazo bueno y fuerte.

Las clases en que se dividen los tapones, según largo, grueso y calidad ascienden á 252 en los cilindros y á 210 en los cónicos, en la fabricación ordinaria, aunque esto puede aumentarse al hacer clases especiales.

Se fabrican al año cien millones de tapones y se ocupan en esta faena unos 500 individuos entre hombres, mujeres y zagales.

Los residuos de la fabricación «virutas de corcho», se embalan en fardos prensados hidráulicamente y se exportan para las fábricas de «linoleun» del extranjero, por no existir en España esta fabricación de tanta importancia, y tal vez sea la causa el derecho arancelario que paga el aceite de linaza y la falta de fabricación de telas de cañamazo basto.

La fabricación de fardos de corcho en plancha para la exportación, necesita menos brazos y menos trabajo.

El corcho se clasifica según su grueso y calidad.

En el grueso se hacen cinco calibres ó gruesos y en cada calibre cuatro clases, según la calidad.

Las planchas de corcho después de clasificadas se limpian un poco para darles mejor vista: esto lo hacen hombres con cuchillos grandes, y á esto lo llaman «recortar».

Después se enfardan en la prensa hidráulica en fardos que pesan de 50 á 60 kilos, sujetando las planchas con flejes de hierro (de los cuales llevan dos á lo largo del fardo y tres cruzados ó atravesados).

En estas operaciones se ocupan unos 100 individuos entre hombres y zagales.
La fabricación de serrín produce unas 150.000 fanegas al año. El edificio destinado A esta labor se compone de planta baja y alta: en la primera están el tríturador y piedras, y en lo alto los cernidores; en esta operación hay más de 20 hombres empleados parte del año solamente.

Para mover toda la maquinaria existen tres calderas á vapor, una de 60 caballos y dos de l00. Dos máquinas á vapor (Gampound á condensación) una de 90 caballos y otra de 150.

Los almacenes están destinados, unos para las sacas de tapones, otros para fardos de corcho en plancha, otros para fardos de virutas de corcho, serrin,etc.

Las oficinas y portería están á ambos lados de la entrada principal, en el frente de la playa.

Los almacenes de repuesto contienen lo necesario para la marcha dentro de la fábrica, y también fuera de ella, para las operaciones en los montes.
Las cuadras son para unas 10 caballerías y 6 carros, destinados única y exclusivamente para el servicio de dicha fábrica.

El alumbrado es eléctrico, producido por tres dinamos, alimentando 300 luces de 16 bujías.
También cuenta con un inmejorable servicio de incendios, que consiste en una bomba á vapor cuádruple; el efecto que dá en caso necesario es de 200 litros de agua por minuto, mangueras, una bomba portátil extrayendo 300 litros por minuto, cubos y todos los accesorios correspondientes.

Como prueba del interés que á los Sres. Larios les inspira el mejoramiento de la clase obrera, tienen instalada dentro de la Fábrica, desde el año de 1891, una escuela de primera enseñanza, donde pueden recibir instrucción gratuita los hijos de los operarios.

El profesor, libros, útiles de escribir, en fin, todo lo necesario para la mejor enseñanza de los alumnos es expléndidamente costeado por dichos señores.

En la actualidad asisten á clase más de 150 alumnos. El profesor es D. José Moreno Triviño.

Entre los operarios han organizado una Sociedad de socorros mutuos, que intitulan «La Industrial», á la cual pertenecen la mayor parte. Los socios, por una modesta cuota semanal, tienen derecho cuando se encuentran enfermos, a asistencia médica, que generosamente costean los Sres. Larios, y á medicinas y un jornal diario, éstos por cuenta de los fondos de la Sociedad. El Médico de esta Sociedad lo es actualmente D. Joaquín Luna,




Fuera de la fábrica existen operaciones de descorche etc.; en esta faena se ocupan operarios del mismo establecimiento. 

Existe un depósito permanente en la Estación de Gaucín donde se reciben los corchos de los Montes del Estado de Cortes, Gaucin y Algatocin, cuyos corchos tienen contratados los propietarios de la Industria Corchera. El administrador de este deposito es D. Juan Muñoz.
Además tienen los corchos de la sierra de Castellar, los de la Sociedad I. y A. de Guadiara, los de los montes del Estado de Tarifa y los de su propiedad.

En estas operaciones se emplean anualmente unos mil trabajadores.

Estos últimos años se han tratado unos 150 mil quintales anuales.

Las mercancías se exportan por Gibraltar ó Puente Mayorga. En 1889 sufrió esta fábrica un voraz incendio que destruyó casi todos los edificios. Después del siniestro fueron construyéndose los edificios en proporción al aumento del trabajo. En 1894 quedaba la fábrica tal cual hoy se encuentra, aparte de las mejoras que constantemente se vienen introduciendo.

La dirección de la Industria Corchera tiene sus oficinas en Gibraltar, y forma parte de la casa de los Sres. Larios hermanos, estando D.Juan Phillips á cargo de la dependencia de dicha dirección.

Lleva el cargo de administrador general de la fábrica, don José Garezze, de jefe de maquinaria y construcción D. José Vázquez, de Inspector técnico de corchos D. Juan García, y de Inspector de fabricación de tapones D. Martín Larios.

Tal es, á grandes rasgos descrita la hermosa fábrica de corchos de los Sres. Larios hermanos. Está considerada como la primera y única de España en su clase, y llamada, por la constancia y laboriosidad de sus propietarios, á constituir una de las principales fuentes de trabajo, no solo de este pueblo, sino que también de toda esta región, por las múltiples operaciones que dicha industria tiene que desarrollar para su funcionamiento.

La Linea hónrase con poseer tan importante elemento de vida propia, y se halla vivisimamente reconocida a los Sres. Larios hermanos. 


Posesiones de los Sres. Larios Hermanos


A guisa de dato curioso publicamos á continuación una breve reseña de las fincas de campo que los Sres. Larios hermanos poseen en los diferentes términos municipales de esta región.

Algeciras.—Hacienda del Cobre.—Situada al margen del arroyo de la Miel á unos tres kilómetros de Algeciras y al Oeste de este pueblo al pie de la sierra; se compone de una hermosa casa de recreo con jardín, un molino, una casa de labor y una molineta. Posee una gran cantidad de agua para riego.

Junto está la Huerta de Colety con casa, y lindando con estas fincas los montes de las Mojeas que se componen de tres dehesas, Comares, 1.ª de D. Ramiro, y Hoyo de la Negra. Estas dehesas están pobladas de una hermosa arboleda do chaparros y quejigos. Pertenecen al término de Los Barrios.

Hay varios manantiales, de los cuales uno de ellos es medicinal y sus aguas son de mérito reconocido para ciertas enfermedades, sobre todo para curar la anemia.

Desde esta finca sale parte del caudal de aguas potables de Algeciras, el cual donó D. Pablo Larios á dicha ciudad, siendo alcalde de la misma D. José Navarrete.

Los terrenos estos miden unas 270 hectáreas; próximo á esta finca se hallan las Chorreras, lugar encantador y pintoresco muy visitado por extranjeros, crecen alIi varias clases de heléchos y plantas hermosas.

Los Barrios.—Pino y Curtidora Talegas.—-Finca situada al Este de Los Barrios y á unos ocho kilómetros, linda con el término de Castellar por el Norte y mide una extensión de unas 900 hectáreas.

Esta finca tiene tierras de labor, monte bajo y algún monte alto de chaparros y quejigos. Posee buenos pastos para ganados.

Monte de la Torre.—Situado al Sud-Oeste de Los Barrios y Nor-Oeste de Algeciras ya cuatro kilómetros de la primera villa; al pie de la finca pasa el rio Palmones. Su nombre de Monte de la Torre proviene de que en lo más alto de la dehesa existe una antigua torre-vigía.

Cruza dicha finca la calzada de Algeciras á Los Barrios y van á ella de gira muchas familias á disfrutar las hermosas vistas que ofrece. Existen en la finca varios manantiales, el mayor llamado de Magallanes. Está poblado de alcornoques y quejigos; monte bajo y tierras de labor. El cortijo lleva el nombre de Almoguera.

Hay muy buenos pastos para toda clase de ganado. Tiene una extensión de unas 150 hectáreas.

Cortijos de las Pilas y Blanco.— Situados al Sur de Los Barrios á unos 3 kilómetros de dicha villa, y al Este del Rio Palmones. Se compone de vegas extensas de labor, junto á la Estación de Ferrocarril de Los Barrios. Tiene una extensión de 400 hectáreas.

San Roque.— Chaparrales y Venta de Gámez.—-Situados á unos siete kilómetros de San Roque y al Nor-Oeste; linda por el Norte con el termino de Castellar, y Oeste con el rio Guadarranque. Es una dehesa con alcornoques y tendrá unas 600 hectáreas de cabida. Es rica en pastos y montanera.

La Venta de Gómez compuesta de casa espaciosa con varías habitaciones y cuadras, ofrece bastantes comodidades por estar situada en el camino de Algeciras á Jimena.

Hacienda de Breciano.— Situada al lado Este del camino de La Linea a San Roque y á unos dos y medio kilómetros de esta última. Se compone de un cacerío grande cercado, con tierras de labor y pastos. Cuenta un buen tejar y tendrá una cabida de 10 hectáreas.





COLONIA DE SAN MARTIN


Fué fundada en 1879 por varios socios de las Sociedades de Larios Hermanos de Gibraltar y Hijos de M. Larios de Málaga, bajo el nombre de Sociedad Industrial y Agrícola de Guadiaro

Es una de las más importantes de España, pues se compone de 19 fincas en el término de Jimeña, 12 en el de Casares, 5 en el de Manilva y 5 en el de San Roque.

La situación de esta colonia es en las márgenes Este y Oeste del Rio Guadiaro desde su boca hasta donde se reúnen el Rio Genal y el Rio Guadiaro.

Todas las fincas poseen sus caseríos respectivos dotados de espaciosas dependencias para obreros y grandes establos para ganados.

La población que lleva su nombre situada al Oeste del rio Guadiaro y cerca de donde este se reúne con el rio Hozgarganta, cuenta con unas 200 casas ocupadas por unos mil habitantes, en su mayoría colonos y jornaleros, no escaseando en número los industriales, comerciantes, etc.

Cuenta con una hermosa fábrica de harinas con tres pares de piedras y cilindros, y una fábrica de arroz. Hay una bonita iglesia con su párroco, cuyo personal y culto sostienen sus dueños, asi como médicos, veterinario y escuelas de párvulos de ambos sexos.

Los cultivos se extienden á cereales en su mayoría y también cana de azúcar, arroz, remolachas, naranjales y frutales, estos últimos se riegan todos por dos importantes canales derivados de los ríos Guadiaro y Genil. El canal de la parte Oeste cuenta con una extensión do unos 12 kilómetros y el de la parte Este de unos 22 kilómetros.

l.as cañas de azúcar se trasportan todas á la fábrica de azúcar de Sabinilla, otra colonia de la misma sociedad, que está situada cerca de Manilva y sobre la playa del Mediterráneo, á unos 8 kilómetros de la boca del rio Guadiaro.

Al Norte de la colonia de San Martín y sobre el mismo rio Guadiaro está la colonia de San Pablo de la misma sociedad.
Es administrador de San Martin, D. Francisco Salinas Burgos.— 
Jefe de contabilidad, D. José Villar.
Cura Párroco, D. José Real. 
Medico, D. Antonio Osuna.
Sargento de la Guardia civil, D. M. Moncayo, al mando de 6 números.
Veterinario. D. Rodolfo Jaén.
Ingeniero Agrónomo, D. Pedro Jiménez.
Profesor de niños, D. Antonio Real.—Idem de niñas, Doña Inés Domínguez.
Encargados de labores, cañas y viñas, D. Juan López.— De arroz y naranjales, D. Fidel Beulliure.—De remolacha, D. José Ensebio.
Maestro mecánico y molinero, D. Antonio Sánchez Quevedo.
Maestro fragua, D. Antonio Carrillo.—ídem talabartero, don José Mena.—Idem carpintero, D. Francisco Andreus.—Idem de obras, D. Francisco Gutiérrez.
Alcalde Pedáneo, D. Pedro Jiménez.
Guardas montados, D. Juan Ruiz, D. José Marín, D. Diego Lucas, D. Antonio Ocaña, D. Antonio Martín y D.Cristóbal Pérez.

La fuerza de carabineros se compone de un primer teniente, un sargento, tres cabos y 26 individuos.

Los comerciantes é industriales principales son: D. Gabriel Benitez, D. Miguel Jiménez, D. Ildefonso Ariza, D. Pedro Vivas y Dña Concepción Montero.

Existe en dicha colonia un importante parque de maquinas agrícolas entre ellas dos locomotoras para los arados de 8 vertederas para labores profundas.

La población está surtida de aguade los nacimientos del cortijo Sanzal y la conducción se efectúa por tubería de hierro con unos cuatro mil metros de longitud.

Los caminos dentro de la colonia están en perfecto estado de conservación y existe concluido el trozo de carretera del Estado desde la boca del Guadiaro basta la fabrica de Sabinilla; fuera parte de estos no existen más que malas veredas alrededor de la Colonia. La estación de ferrocarril más próxima es la de Castellar y está á unos 9 kilómetros.

Para el paso del rio Guadiaro, próximo á la población, existe una barca propiedad de la Sociedad, preparada para curruajes cargados que usan colonos y obreros gratuitamente.
A kilómetro y medio de la población está la barca sobre el Hozgarganta, agena a esta colonia, aunque dentro de esta; cuesta el pasage un real por cabeza y no pueden pasar carruajes.


COLONIA DE SAN PABLO


Esta colonia esta situada en la margen Poniente del río Guadiaro, al Noroeste de Jimena, que es el pueblo más próximo. La población se compone de unas 80 casas de piso alto y bajo, de bonita arquitectura y á un kilómetro de la Estación del ferro-carril del mismo nombre. El caserío se encuentra bien situado sobre un cerro rodeado de olivares, y en las vegas hay huertas de naranjos, etc. El número de habitantes dentro de la población es de 300 próximamente y en los caseríos de alrededor de unos 150.

Posee una capilla inaugurada el 15 de Junio de 1898, costeada por los propietarios, y un molino de aceite bien montado. Existe un puesto de Guardia civil bajo el mando de un cabo, y un puesto de Carabineros. En las márgenes del rio hay tres molinos harineros.

Por dicha colonia atraviesa el camino de Jimena á Gaucín, pasando el rio por la barca de los Granados. La población está surtida de agua por una tubería de hierro de unos 4 kilómetros de longitud. El agua, de muy buena calidad, se recoje en un manantial en la sierra situada al Norte.

Las vegas son de riego y el canal de Poniente ó Buceite, mide unos 7 kilómetros; el de Levante ó de los Granados, unos 4 kilómetros.

El cultivo principal es de cereales; luego existe el de legumbres, olivos, naranjales, limonares, etc.

El Administrador es D. Rafael Solano Hurtado.
Capataz de olivares: D. José Bonilla Sánchez.
Id.   de construcción: D. Antonio Jiménez Izquierdo.
Colonos principales: D. Damián Jiménez Hidalgo, D. Alonso Rodríguez García, D. Manuel Herrera Gutiérrez, D. Juan García Pérez, D. Rafael Azuaga López, D. José Bermejo Yuste, D. Juan Pérez García, D. José Sarrias Trujillo, D. Antonio Huertas Moreno y D. Casto Cálvente Barroso.
Industriales principales: D. Josó Cabrera Prieto y Dña Gaspara Sánchez Domínguez,
profesores de Instrucción primaria.— D. José Fernández Pérez,  comerciante.—D. José Ruiz Martin, posadero. — D. Manuel Muñoz Portillo, carpintero.—D. Andrés Cano González, herrero.—D. José Jiménez Rodriguez, zapatero. —Dña Catalina Pérez López, panadería.—D. Emilio Ortega Fernández, barbero.—D. Pedro Pérez Maldonado, D. Francisco Domínguez Menachoy D. Miguel Marchan Galvez, albañiles.




LA ADUANA

Está considerada bajo el punto de su habilitación como de 3ª clase entre las terrestres, y las importaciones del extranjero que por ella se realizan están limitadas á materiales de construcción, carbones minerales, hierros, maderas, losas y vidrio, trigos, harinas y muebles.

No tiene importancia en lo referente á su recaudación de derechos arancelarios, puesto que las mercancías que se introducen son muy limitadas; pero sí la tiene para la represión de las introduciones ilegales de toda clase de artículos, especialmente del tabaco, y por este motivo la Compañía Arrendataria de Tabacos ejerce una acción fiscal, directa y eficáz.

Transitan diariamente por sus puertas sobre 15.000 almas, 300 caballerías y 300 carruajes; estando desempeñados los servicios auxiliares de reconocimiento por la sección veterana de Carabineros, compuesta de un sargento, dos cabos y cuarenta individuos, mandados por un primer Teniente.

Las medidas especiales que la Administración adopta para la represión del fraude, varían tanto como los estudios ingeniososque para lograr sus fines ponen en práctica las personas dedicadas al comercio ilícito, pero se aplican con gran tino, á fin de no hacerlas sentir injustamente á los 15.000 trabajadores que á últi-
ma hora de la tarde regresan de sús trabajos de Gíbraltar, por los desórdenes que pudieran provocar.

Con el fin de que nuestros lectores formen un juicio exacto de la importancia de esta Aduana, publicamos á continuación una nota de las cantidades recaudadas en los dos últimos años de 1897 y 1898.



Diferencia de menos en el año 1898, 55.870'89 pesetas, que obedece á la menor exportación de corchos en planchas y a la reducción de derechos arancelarios en la importación del carbón mineral desde el presupuesto de 1898-99.

Personal de estas oficinas.
—Administrador: D. Adolfo Vicente Arche.
—2.° Jefe: D. Acisclo Fernández de Padilla.
— Vistas: D. Antonio Miranda, D. Ciríaco Arregui y D. Antonio Sánchez.
— Oficial: D. Miguel Vázquez.
—Teniente de Veteranos: D. Esteban Suñol.

SOCIEDAD DE SALVAMENTO DE NAUFRAGOS

Tan humanitaria Sociedad se constituyó en esta villa el dia 15 de Noviembre de 1893, con asistencia del Delegado de la Junta Central de Salvamento de Náufragos D. Juan de Eliza y Vergara.

Dicha Sociedad tiene establecida en la Atunara una magnífica Estación de Salvamento, con edificio propio, bote salva-vidas y aparato lanza-cabo, costeado todo por la Junta Central de Madrid, con fondos legados por la Sra. Doña Juana de Dios Lacoste.

El bote «Juana de Dios» está tripulado por una brigada de marineros al mando del patrón D. Antonio Celiva Martínez. 

Desde su instalación ha prestado esta Estación grandes servicios en diferentes naufragios, siendo los principales los siguientes:

El 21 de Febrero de 1895 salvaron con grave riesgo á los tripulantes del bergantín italiano «Nuevo María», qne amaneció encallado al Norte de la Atunara.

En 5 de Enero de 1898 realizó el salvamento de todos los tripulantes del brick-barca italiano «Fortunata», completamente perdido en la playa de Santa Bárbara.

Por estos heroicos servicios la Junta Central de Madrid otorgó al personal de la brigada diferentes premios en metálico y medallas de plata y bronce.

En la actualidad la Junta de Salmamento de esta villa la componen los señores siguientes:

Presidente: D. Manuel J. Bonelo é Infante.
— Vice-presidente: 1.° D. Trinidad Fernández Boda y 2.° D. Félix García del Bivero.
— Vocales: Sr. Cura párroco D. Laureano Pándelo, D. Bartolomé Lima Ortiz, D. Ricardo Ruiz Cuadro, D. Juan de los Santos Madrid, D. Enrique Rovira Ortiz, D. Francisco Vegazo Olmedo, D. Manuel Lorenzo Méndez y D. Ramón M.ª Bonelo é Infante.
— Tesorero: D. Manuel Vegazo Olmedo.
— Secretario: D. Cristóbal Amaya Ramirez.

VILLA DE SAN JOSE

Esta es una quinta de recreo propiedad de los herederos de Saccone. Es, sin disputa, la mejor finca que existe en estos alrededores. El edificio principal de elegante y moderna construcción, lo ocupan hoy los asilados que bajo la dirección de los hermanos de San Juan de Dios, sostiene la testamentaria de Benso, (de Gibraltar).

Cuenta con artísticos jardines, frondosa arboleda y espaciosos paseos.

Tan hermosa posesión está dirigida por el floricultor D. Ernesto Coddali. En esta finca hay un extenso surtido de plantas y árboles de todas clases: se confeccionan artísticos bouquets y coronas mortuorias, tanto artificiales como de flores naturales por el expresado floricultor y horticultor Sr. Coddali (D. Ernesto).

PARQUE DE LA VICTORIA

Este magnífico edificio enclavado en el sitio más céntrico de la población, es el único lugar de recreo que existe en La Linea y su construcción ha venido á satisfacer una necesidad imperiosa y que se sentía desde la fundación de este pueblo.

Ocupa el Parque una extensión superficial de 5.550 metros cuadrados, cercado todo de muros de mamposteria y teniendo acceso por la calle de San Pedro, en donde existe una puerta monumental que es la principal; carretera del cuartel, donde existe otra puerta con magnifica verja y cancela de hierro y la otra puerta por la calle de Méndez Núñez.

Dieron comienzo las obras de este magnifico edificio el 18 de Agosto de 1895 y se inauguró el 29 de Junio de 1896. Varias son las dependencias de que consta el Parque, las cuales vamos á reseñar ligeramente.

A la izquierda de la puerta principal se ha construido un magnifico Salón para conciertos y café, que mide treinta metros de largo por diez y medio metros de ancho y una terraza en toda su longitud de dos y medio metros de ancho. El edificio es todo de mamposteria y madera, construido á una altura de dos metros sobre el terreno del Parque. Las cocinas y demás dependencias de este Salón están construidas independientes, ocupando una superficie de 200 metros cuadrados.

Este solo local proporciona á la sociedad constructora del Parque grandes rendimientos, pues dada la predilección que el público muestra por este lugar de recreo, siempre se vé concurrido por tan extraordinario número de personas, que en la mayoría de los casos hay que tomar los sitios al asalto.

El servicio en dicho local es esmeradísimo, teniendo necesidad de proveerse de grandes existencias para satisfacer las necesidades de los consumidores. El moviliario lo constituyen 140 mesas y veladores y mil sillas y la dependencia que de ordinario presta servicio la constituyen treinta personas.

El primer año de explotación corrió á cargo de la sociedad propietaria, obteniendo pingües rendimientos y en lósanos sucesivos lo han arrendado mediante subasta, siendo cada año mayor el tipo del remate, por constituir su explotación un verdadero y seguro negocio para el que consigue el remate á su favor.

Existe en lugar independiente otro extenso local destinado á la expendición de bebidas á bajo precio, el cuales de grandes rendimientos para el arrendatario del salón-café.

Hay una bonita y elegante sala de tiro, que se vé muy concurrida durante el verano y con especialidad en la temporada de feria.

Existe también una preciosa casa de mamposteria con techumbre de hierro, destinada á oficinas de la sociedad y habitaciones del conserje.

Hay otras varias habitaciones, de mamposteria unas y otras de madera, destinadas á almacenes de efectos.

En el centro del Parque se construyó un pequeño Velódromo, que aunque en su periodo de apertura estuvo muy concurrido por los aficionados á este sport, en la actualidad no funciona y solo sirve para paseo del público.

Las plantaciones de árboles, cuyo número es de 300, han adquirido tal desarrollo que durante el verano convierten aquel paraje en el lugar más fresco y salutífero de la población.

De exprofeso hemos dejado para lo último la descripción de:

TEATRO

Magnifico edificio que se levanta magestuoso en el frente principal del Parque y que ocupa una superficie de mil trescientos ochenta metros cuadrados. Su construcción es toda de madera y hierro con techumbre de tejas en la parte del escenario y de planchas de hierro en la sala.

El escenario es sin duda alguna uno de los mayores de los teatros de Andalucía. Posee un magnífico y variado decorado, y una magnifica guardarropía con muebles de verdadero lujo.

Las localidades la constituyen cuatro elegantes palcos de proscenio; diez y seis palcos plateas; mil sillas en el patio; cien localidades preferentes y setecientas entradas de grada.

La construcción del expresado edificio dio principio en 27 de Febrero de 1896 y se inauguró el 29 de Junio del mismo año. La actividad desplegada en esta construcción causó admiración entre estos vecinos por no estar acostumbrados á presenciar obras de tal magnitud en tan poco tiempo.

La inauguración de este coliseo la efectuó la célebre compañía de zarzuela y ópera española dirigida por D. Pablo López, de la que formaba parte la celebrada diva Sra. Soriano.

Todas las compañías que han funcionado en este teatro han obtenido grandes utilidades, pues el público de La Línea siempre que se abren las puertas acude presuroso á presenciar el espectáculo.

En su mayoría las representaciones han sido de zarzuela; habiendo también funcionado con gran éxito, una compañía de ópera, la de opereta cómica de Giovanini, varias compañías dramáticas de primer orden y una compañía ecuestre, á cuyo efecto se instaló una pista de trece metros de circunferencia en el centro de la sala.

Durante la feria anual que se celebra en esta Villa el primer domingo del mes de Julio, la sociedad del Parque efectúa instalaciones extraordinarias de Carrousells, Fonógrafo, Panoramas, columpios y otros recreos infantiles que aumentan los atractivos del numeroso público de La Linea y de Gibraltar, que invaden aquel delicioso paraje.

El alumbrado interior y exterior del Teatro y de todas las dependencias del Parque es eléctrico, lo que es una garantía para evitar accidentes desgraciados.

Cuenta el Parque y el Teatro con abundante caudal de aguas, que se distribuye convenientemente por medio de grandes y potentes bombas y que harían casi imposible la propagación de un incendio.

Tal, es, á grandes rasgos descripto el Parque de la Victoria, que tanto honra á la sociedad propietaria como al pueblo que cuenta en su seno con tal centro de recreo y esparcimiento.



EL CEMENTERIO

Algunos años antes de la Revolución de Septiembre, y por acuerdo del entonces Párroco de esta población D. José Mellado y del Alcalde pedáneo de la misma D. Lutgardo López Muñoz, se extendió el radio que ocupaba la pequeña ermita de Ntra. Señora (que ya no existe y que se hallaba situada en uno de los ángulos de la que hoy lleva el nombre de Plaza de Alfonso XIII) y como para llevar á cabo dicho ensanchamiento hubo necesidad de edificar sobre el primitivo Cementerio (que radicaba en el atrio de dicha ermita) determinóse crear y se creó un nuevo Cementerio en la parle Éste de la población y en un arenal próximo á la antigua huerta de Fava.

Al efecto, se rodeó el terreno con una cerca de pitas, y se construyeron dos pilares de mamposteria para sostener una verja de madera; cuyas defensas formaban todo el resguardo de tan respetable lugar. El Gobierno, como siempre que de esta población se ha tratado, se negó á contribuir á los gastos que originara la construcción de una Necrópolis más decorosa y que ofreciera mayores seguridades á las inhumaciones; y cuando, por inspiración del Párroco D. Miguel Jiménez y del ya dicho D. Lutgardo López, resolvieron estos vecinos construir tal obra, acordaron efectuarla por medio de limosnas y donativos, y, al efecto, pidieron autorización á Cádiz para colocar una caja ó cepillo á la entrada de la entonces Aduana donde, todo el que pasaba, había de depositar su óbolo mínimo de dos cuartos.

Unicamente de este modo pudo conseguirse reunir fondos para construir el Cementerio que existe en la actualidad, cercado de tapias de bastante elevación y en cuya fachada principal se instaló una verja y cancela toda de hierro.

La construcción de los nichos fué siempre obligación de los particulares, por cuya causa y por no haberse seguido un orden perfecto, la mayoría de ellos se hallan hoy en ruinas.

En vista del creciente aumento de población, siendo ya incapaz de contener los cadáveres que se inhuman diariamente, y ante las quejas constantes del vecindario, estudió el actual Municipio la forma de ampliarlo, ya que tan difícil era conseguir la autorización necesaria para construir una Necrópolis en el extrarradio de la Villa, deseo muy justo puesto que el Cementerio actual se encuentra hoy en mitad de la población.

Ya se ha llevado á efecto el ensanche del actual Cementerio por nuevos muros levantados á la parte Norte y Oeste del mismo, cuya obra le dá alguna mayor capacidad, si bien no toda la que fuera de desear, dado el número de habitantes con que hoy cuenta La Línea.


Esta mejora fué iniciada por el actual Alcalde D. Manuel J. Bonelo y costeada de los fondos municipales.
Se ha separado en absoluto el Cementerio Católico del de los que mueren fuera del seno de la religión, y estas obras han venido á acallar el clamor general y las quejas del vecindario.

El Conserje del Cementerio es D. Pedro Vázquez.

PLAZA DE TOROS

Es uno de los edificios más notables y de mejor aspecto de esta Villa, por cuyo motivo es muy visitado, especialmente por los extranjeros que desembarcan en el vecino Puerto de Gibraltar.

Su construcción es de mamposteria y de hierro; con una capacidad suficiente para seis mil personas bien acomodadas. Fué inaugurada en 20 de Mayo de 1883, lidiando la primer corrida los espadas «El Gordito», «Frascuelo» y «El Marinero», con sus cuadrillas respectivas.

Como término medio puede asegurarse que se dan al año dos corridas formales, verificándose además bastantes novilladas y mogigangas.

Esta finca es propiedad de los Sres. Ramírez Galuzo (D. Luis y D. Luis José).

CASA DE MATANZA

Se halla situada á orillas de la bahia(lado Oeste de la poblaron) y; próxima a las ruinas del demolido castillo denominado «San Felipe». Es un edificio bastante espacioso, conteniendo un amplio salón embaldosado, dos habitaciones más que suficientes para los usos a que se las destina y tres grandes corrales.

El alcaide y delegado es D. Gustavo Correa Risso


MERCADO PUBLICO

Este magnifico establecimiento fué construido en el año 1882 y abierto ai público en 2 de Agosto del mismo año. Su construcción es sólida y elegante, y tiene espaciosos puestos para carnes, recobas, frutas y verduras y pescadería.

Su situación céntrica le hace ser bastante concurrido, así como también el no carecer en sus puestos de ninguna fruta ó verdura por cara que sea.

La Administración de la plaza corre á cargo de su dueña Dña Carmen Canel, Viuda de Castillo, residente en Cádiz.

La dependencia la forman los siguientes señores:

Administrador.— D. Eugenio A. Ferrety.
Interventor.— D. Luis Valdés.
Además dos pesadores y doce celadores.

ALUMBRADO ELÉCTRICO

Desde el año de 1896 cuenta La Línea con dicha clase de alumbrado, que vino á sustituir el de petróleo.
La instalación es de las mejores y ajustada á los últimos adelantos.

Su maquinaria componente:

Tres turbinas á vapor, sistema Gustavo de LavaL.
Seis dinamos escitados en derivación de 16.400 walts cada uno
Tres calderas á vapor Babcok.
Cinco aparatos para alimentar las calderas
.

Explota este negocio una sociedad anónima, denominada La Concepción.

La dirección técnica está á cargo de D. Antonio Villena, cuya junta directiva la componen los señores siguientes:

D. Félix García del Pavero, D. Luis Ramírez Galuzo, señores Pérez y Laguillo, D. Francisco de Grandy y D. Manuel Vegazo.

AUTORIDADES
PERSONAL Y DEPENDENCIA  DEL AYUNTAMIENTO

Alcalde Presidente: D. Manuel José Bonelo é Infante.
Tenientes de Alcalde: 1.º D. Manuel Lorenzo Méndez, 2.º D. Bartolomé Lima Ortiz, 3.º D. Juan Cruz Espósito, 4.º D. Juan de los Santos Madrid.
Síndicos: D. Diego del Pino Blanco y D. Manuel Natera Salvo.
Regidor Interventor: D. Alfonso Valenzuela López.
Concejales: D. José Cayetano Ramírez Galuzo, D. Feliciano González Vázquez, D. Antonio Celiva Martínez, D. Domingo Matías Fens, D. Andrés Viñas Riquelme, D. Miguel Garrido Cortecero, D. Antonio Suffo Alvarez, D. Eulogio Torres Togar, D. José Cruz García y D. José Ledesma Esteban.
Secretario: D. Ramón M.ª Bonelo é Infante.


JUNTA LOCAL DE SANIDAD

Presidente: El Alcalde  D. Manuel  José Bonelo é Infante.
-Médico D. Enrique Rovira Ortíz;
-Médico Cirujano. D. Federico Bonelo Naranjo
-Farmacéutico D. Juan Bautista Fariñas
-Veterinario D Rafael García Torres; y los vecinos D. Francisco Escobar Garrido, D Ramón Bonelo é Infante,  D. José Cayetano Ramírez Galuzo.


JUNTA LOCAL DE INSTRUCCIÓN PUBLICA

Presidente: El Alcalde D. Manuel José Bonelo é Infante.
Vocales: El Sr. Cura Párroco, D. José M.ª Aguilera González y D. Salvador Ruiz Rios.
Secretario: D. Ramón M.ª Bonelo é Infante.


DEPENDENCIAS MUNICIPALES

Secretario: D. Ramón M.ª Bonelo é Infante.
Depositario: D. Trinidad Fernández Roda.
Contador: D. Rogelio Ramírez González.
Oficiales de Secretaria: D. Leopoldo Diañez, D. Cristóbal Amaya D. Leocadio Jiménez Otero, D. Manuel Guillermo Herrera, D. Antonio Rueda Conte, D. José Pérez Santarén, D. Leoncio Delgado, y D. Manuel Méndez Velurtas, Auxiliar.
Médicos Titulares: D. Francisco Escobar Garrido y D. Federico Bonelo Naranjo.
Oficial de Sanidad e Higiene D. Antonio López Zaragoza.-
Inspector: D. Enrique Rovira Ortiz.
Delegado en el Mercado: D. Salvador Ruiz Ríos.
Inspector de carnes: D. Rafael García.
Administrador de arbitrios: D. José Ramírez Maresco.
Practicante titular: D. Manuel Paredes Ramírez.
Agente en Cádiz: D. Agustín Roche Amigueti.
Jefe de la fuerza Municipal: D. Pedro del Corral Jiménez.
Administrador de Consumos: D. Antonio Díaz Moncayo.
Interventor: D. León Toledano Díaz.
Visitadores: D. Francisco Araujo González, D. Andrés Barea Cote y D. Antonio Acedo del Olmo.
Conserje del Cementerio: D. Pedro Vázquez.





AUTORIDAD MILITAR

Comandante Militar: D. Guillermo Alonso Domínguez, Teniente Coronel.
Ayudante de plaza: D. Francisco Sánchez Hostalet, primer Teniente.
Celador de fortificaciones: D. Miguel Santamaría, Capitán.

Para la guarnición de esta Villa hay un destacamento compuesto de dos compañías del Regimiento de la Reina número 2, constando de 200 plazas al mando del Comandante D. Manuel de Luque Diaz, y cinco subalternos; Capitán D. Luis Muñoz García, primer Teniente D. Hermenegildo Gonzalo Salvador, otro D. Salvador Moreno Duarte, segundo Teniente D. Ramón García Delgado, otro D. José Mont Lalleras.

Guardia Civil: Jefe de esta linea, la cual comprende los pueblos de San Roque, La Linea, Jimena y Casas del Castaño, D. José Sans Benavente,

Puesto de esta Villa: Comandante, el sargento D. Juan García Soria.
Cabos de infantería: D. Juan Moreno Cuadro, D. Manuel Vargas Rodríguez.—Idem de caballería, D. Félix Rubio Macias y don Estanislao Rueda Jiménez. Y 15 guardias de infantería y 5 de caballería.

AUTORIDAD ECLESIASTICA

Cura párroco y Arcipreste- D. Laureano Pándelo Rodríguez 
Coadjutores: D.Juan Gomar y D. Pedro Martínez Machado.


AUTORIDAD JUDICIAL

Juez Municipal: D. Ruperto Toledano.-Suplente: D. Cristóbal Infante González.
Fiscal: D. Antonio Ramírez Galuzo.—Suplente: D. José Ramírez Maresco.
Secretario: D. José María Aguilera.—Suplente: D. Eduardo Fort

EI Juzgado Municipal de esta villa se creó en el año de 1870, siendo el primer Juez D. José Vázquez, y Secretario D. Miguel Moscoso.

Las causas instruidas en este Juzgado durante el año anterior ascendieron á 293 y los juicios de falta se elevaron á 307.

Los nacimientos acaecidos durante el mismo año fueron 1.009 y las defunciones 1.399.


VICECONSULADO DE PORTUGAL EN SAN ROQUE Y SU DISTRITO

En 2 de Marzo de 1875 y por disposición del Excmo. Sr. Cónsul general de Portugal en Cádiz, se creó en esta villa la Agencia consular que desempeñó D. Carlos Bianchi.

En 1879 por disposición del mismo Excmo. Sr., se elevó á la categoría de Viceconsulado con motivo del aumento de la colonia portuguesa de este distrito, continuando de Vicecónsul el mismo Sr. D. Carlos Bianchi, hasta el año de 1888, que por asuntos de sus negocios tuvo necesidad de ausentarse de esta población; dejando encargado, en lº de Octubre del referido año, interinamente, del Viceconsulado, al subdito portugués D. Manuel J. dos Santos da Costa, ex-capitan de la-Marina mercante, quien fué nombrado Vicecónsul por carta patente de S. M. Fidelísima en 1882.

Aun cuando la mayoría de los subditos de Portugal no están inscritos en el registro de dicho Viceconsulado, se calcula que esta Colonia ascenderá aproximadamente á unas dos mil almas, incluyendo en este número los muchos que hay empleados en Gibraltar y su puerto.

ESCUELAS PÚBLICAS

De niñas, Calle de San Pedro.—Profesora, Dña Isabel de Vera; Auxiliar, Srta. María del C. Gómez Marchena.

De niños, San Luis núm. 1, San Pedro.— Profesor (vacante); Auxiliar, D. Juan Parejo Palacios.
San Enrique, núm. 2, Plaza Christon.—Profesor, D. Manuel Arellano Martínez; Auxiliar, D. Manuel Rodríguez de León.


ESCUELAS PARTICULARES

De niños.
D. Salvador Torres Quero, Aurora y San Pablo.
D. José del Manzano Alvarez, Plaza de la Iglesia.
D. José Moreno Triviño, Teatro.
D. Francisco Cabello, Clavel.
D. Guillermo Sterrico Sierra, Rosa.
D. Antonio Piña, Méndez Nunez.

De niñas.
Dña Ana Domínguez Molina, Sol.
Dña Soledad Roca Orci Sol.
Dña Rosario Diáñez Diaz-Bustamante, San Pablo.
Srta. Carolina Sterrico Podesta, Rosa.
Srta. Natividad Méndez Velurte, Alfonso XI11.
Srta. Carmen Tinoco, Real.


MÉDICOS

Drs. D. Enrique Rovira Ortiz, Clavel; y D. Salvador Sánchez López, Clavel
.— Lcdos. D. Federico Sapia Rodríguez, San Pablo.
D. Francisco Escobar Garrido, Real.
D. Federico Bonelo Naranjo, Duque de Tetuán.
D. José Mena Avllón, Méndez Núñez.
D. Joaquín Luna Lora, Sol.
D. Jerónimo Bastida Pons, Reina Cristina.

FARMACEUTICOS

Sra. Viuda de Acedo, Plaza de la Iglesia.
—D. Juan V. Fariñas Martin, Alba.
—D. Manuel Ferrer y Lachica, Sol.
D. Andrés Ruíz Biedma, Clavel.

ABOGADOS

D. Manuel Vegazo Olmedo, Real.
D. Francisco Ghersi, San Pablo.

AGENTES DE ADUANA

D. Ramón Bonelo é Infante, Alfonso XIII.
D. Cristóbal Ramírez López, San Pedro.
D. Hipólito Florencio Sánchez, Jardines.

VETERINARIOS

D. Buenaventura Rodríguez López, Sol.
D. Buenaventura Rodríguez Paino, Cadalso.
D. Rafael García Torres, Vista Hermosa.

DENTISTAS. PRACTICANTES Y SANGRADORES

D. Manuel Paredes, San Pedro.

AGENTES COMERCIALES

D. Francisco Infante, Libertad.
D. Julio Monteverde, Moral.
D. Ignacio Vidal, San Pedro.
D. Antonio García, San Pedro.
D. Manuel Marín, San Pedro.
D. Luis Olivero, San Pedro.

LIBREROS  V ENCUADERNADORES

D. Juan de los Santos Madrid, Real.
D. Rogelio Jiménez, Real.

IMPRENTAS

Liberal, de D. Manuel Bonelo Infante, Real.
— De El Sino, de D. Lutgardo López, Real.
— De El Pueblo, de D. José González, Sevilla.
— De D. Rogelio Jiménez, Real.

PERIÓDICOS

El Sino, bisemanal; fundado el año 1889; su director propietario, D. Lutgardo López Zaragoza.—Redactores: D. Emilio Moran Lavander, D. Manuel Rodríguez de León y D. Eduardo Jones.
Se publica los miércoles y sábados; tirada 560 ejemplares.

El Pueblo, semanal; fundado en el año 1898; Director. D. José González. Sale los Domingos.

El Adalid, fundado el año 98; Director: D. José Moreno Triviño.

ADMINISTRACIÓN SUBALTERNA DE LA COMPAÑIA ARRENDATARIA DE TABACOS

Se estableció el año 97. El Administrador es D. Julio García Soler, calle del Sol.


COMPAÑIA ARRENDATARIA DE TABACOS

Jefe de la Zona: D. Andrés del Clós, con residencia en La Linea.

Inspectores, de 1ª D. Toribio Hernández, en La Linea.
— De 2ª  D. Francisco Bustamante, en La Linea.
D. Emilio Bastante, en La Linea.
D. Rafael García Mora, en Algeciras.
D. Juan López Linares, en Puente Mayorga.
— De 3ª D. Manuel Pesper, en La Linea.
D. Juan Bravo, en Palmones.
D. Andrés García, en Tarifa.
D. Antonio Lanzon, en Campamento.
D. Alejandro Arasans, en Tunara.
D. Antonio Auriols, en Guadiaro.



CORREOS Y TELEGRAFOS
La administración se halla situada en la calle de San Pedro. Esta estación se inauguró el 1.° de Marzo de 1893.

Administrador: D. Andrés Roche, San Pedro.
Oficial: D. Adolfo Bravo, San Pedro.

Estafeta de la Linea de la Concepción,—Salida del peatón de esta villa para el Campo de Gibraltar, á las seis y media de la tarde. Para el correo general que sale de Algeciras á las 6 de la mañana, parte el peatón á las tres y mediado la madrugada.

Horas de despacho.—Para los certificados y valores declarados, de 12 á 4 de la tarde.

Carteros.—D. Juan Mesa Custodio, calle Real.
D. Ambrosio Mesa Maneto, Real.
Cartero y ordenanza: Simón Mascaraque, Real.

ESTADÍSTICA

Resultado del Censo de población efectuado en la noche del 31 de Diciembre de 1897.

Edificios en el Casco -- 581
Idem y albergues fuera del Casco -- 411
Total -- 982

De un piso. --  903
De dos pisos. --  88
De tres ó más pisos --  1
Total  --  992

Habitantes —Población de hecho --  20.285
Idem de derecho -- 15.684


















                                                                Luis Javier Traverso Vázquez


No hay comentarios:

Publicar un comentario